Cómo evitar engordar demasiado durante el embarazo


Para evitar que su hijo se convierta en un adulto obeso la futura mamá debe saber que no debe  ganar demasiado peso. Las mujeres embarazadas que engordan demasiado durante el embarazo tienden a dar a luz a bebés más gorditos, que son más propensos a ser obesos más adelante en la vida, según un estudio publicado esta semana en la revista The Lancet. Esos niños también pueden ser más propensos a desarrollar asma, alergias, enfermedades del corazón, diabetes y cáncer . "El exceso de ganancia de peso no sólo es malo para la futura madre sino que  tiene un efecto adverso sobre el feto por nacer, también", dice el coautor del estudio David Ludwig, director del programa Peso Óptimo para la Vida Humana en el Hospital Infantil de Boston . "Los nueve meses antes del nacimiento son los más importantes en la determinación de los riesgos de salud de  un niño a largo plazo."




El aumento de peso óptima depende del peso de partida, nivel de actividad, y el metabolismo. Pero el Instituto de Medicina, que asesora al gobierno federal, recomienda el aumento de peso durante el embarazo máximo de 25 libras para las mujeres que ya tienen sobrepeso o son obesos, 35 libras para las mujeres en el rango normal, y 40 libras para aquellos que tienen bajo peso. Para evitar el aumento de peso excesivo cuando estás esperando, considere las siguientes estrategias:

Olvídate de "comer por dos". Esa noción es "inapropiada y debe ser disipada", dice Anna Maria Siega-Riz, profesora de nutrición y experta en salud pública de la Universidad de Carolina del Norte-Chapel Hill. Desde el segundo trimestre, las mujeres embarazadas deben consumir un adicional de 350 a 450 calorías por día, un bocadillo extra, un vaso de leche y fruta normalmente será suficiente, dice ella.
Haga un inventario de su dieta. Ganar 10 libras de comida chatarra, bebidas azucaradas, y demasiado tiempo en el sofá es más perjudicial que ganar el mismo peso de una dieta saludable. Eliminar el jugo y el té helado endulzado con azúcar y bebidas azucaradas, y optar por el agua. Y asegúrese de que usted no está comiendo patatas fritas y otros aperitivos que son sólo calorías vacías con un mínimo de virtudes como las vitaminas, minerales y fibra. Coma las verduras, frutas, granos enteros y grasas saludables de los alimentos como el aceite de oliva, las nueces y los aguacates. Esas opciones satisfacen más que los fritos y que los alimentos procesados, dice Ludwig.

Las embarazadas aman la compañía. Grupos de mujeres embarazadas pueden ofrecer apoyo emocional. "Alguien me dijo una vez:" No me importa si la otra persona es un extranjero, siempre y cuando ella este embarazada "," Siega-Riz dice. "Si usted va para un paseo con su marido, es posible que un metro y medio atrás este jadeando y resoplando. Pero si te vas a dar una vuelta con otra mujer embarazada,  resoplaran juntas".
Desarrolle una rutina diaria de ejercicios. Para la mayoría de las mujeres embarazadas la actividad física es una necesidad. Pasear al perro, correr, nadar, o una clase de aeróbica son buenas apuestas. Sin embargo, las mujeres embarazadas deben evitar las actividades que puedan causar lesiones cerradas, como saltar sobre un trampolín, y el buceo, lo que podría provocar que el feto  desarrolle la enfermedad de descompresión, una condición potencialmente fatal que resulta de una disminución rápida de la presión cuando los buzos ascienden demasiado rápido.
Para evitar comer sin sentido, reducir el estrés. Considere la posibilidad de un paseo por la naturaleza o el yoga suave  para aliviar el estrés, o cerrar los ojos y escuchar música relajante. Si usted no puede evitar comer para aliviar su estrés  rodearse de bocadillos saludables, o al menos elegir alimentos que sean bajos en grasa y azúcar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario