LA CURA DE AJO Y CEBOLLA

El ajo posee grandes virtudes curativas en muchas enfermedades. Las principales son las siguientes:

Estimula la digestión combate la falta de apetito, ayuda a curar las inflamaciones del intestino diarreas, colitis, fiebres intestinales, pues tiene un gran poder antimicrobiano.

Combate las enfermedades y putrefacciones del intestino. Mata los pequeños gusanos intestinales (oxiuros). Es muy útil contra la bronquitis, bronquiectasia, asma y en la tuberculosis. Normaliza la presión arterial alta, dilata las arterias y mejora la circulacion de la sangre. Mejora la arteriosclerosis.

Es benéfica en la diabetes, fortalece el corazón. Las sustancias volátiles del ajo que le dan su olor característico, tiene precisamente los efectos curativos.

La cura del ajo se puede practicar de varias maneras. Por ejemplo: Uno o varios  dientes en ayunas. Infusión de varios dientes de ajos en un vaso de agua. Jugo de ajo que se obtiene machacando en un mortero y exprimiendolo. Se toma la dosis de unas 20 gotas diarias mezcladas con agua.
Dientes de ajo cortados en pedacitos y tragados con agua o con leche. Ajo mezclado con otros alimentos, como, por ejemplo, con pan o con tomate. El perejil y la menta, bien masticados, atenúan el olor del ajo. Lo mismo hacen los dentífricos a base de clorofila.





                                    CURA DE LA CEBOLLA

La cebolla limpia, desinfecta, nutre, fortifica y cura porque contiene: azufre , hierro, fósforo, grasa, calcio, albumina, hidratos de carbono y vitaminas C - B1 - B2,  etc.

Recomendado a los diabéticos e impotentes, especialmente curativa en las enfermedades de los riñones, garganta, ronquera (afonía), catarros, tos, supuraciones, ulceras e hinchazones de cualquier clase, afecciones de la piel, cerebro, huesos, estomago, intestinos, hidropesia y otras mas.

El sabio prof. ruso Peissachovitsch, del instituto ukranjano de endocrinología y organoterapia, ha podido aislar de la cebolla común una sustancia hormónica que posee propiedades afrodisiacas y estimulantes de los órganos genitales, que despiertan el deseo sexual en los animales.
Otros médicos rusos obtuvieron del jugo de la cebolla la " GLUCOKININA", o sea insulina vegetal para los diabéticos.
Como estimulante genésico a diario comer ensaladas de cebolla con apio y lechuga u otras verduras, sin limón.
Para los diabéticos, ensaladas de cebollas y rabanitos o alcachofas y otras verduras con limón, jamas con beterragas.
Empezar con cantidad a gusto personal e ir en aumento a cantidades tolerables medio a un kilo de cebollas a dia por tiempo prudencial.

Enfermos renales, hidrópicos, estomacales, intestinales, etc. Rallese una cabeza de cebolla tamaño regular y una de ajos, colarlo todo, este jugo mezclar con dos o tres cucharadas de miel de abejas, y este jarabe  tomar una cucharadita mañana y tarde, niños la mitad de la dosis.
Cebollas ralladas o molidas, aplicar en cataplasma en las hinchazones, llagas y heridas hasta su curación total.

Como desinfectante, diluir en agua hervida cebolla rallada para bañar enfermos y lavar heridas porque el jugo de la cebolla es poderoso antiséptico como lo demostró Pasteur.
para lavar la cebolla picada NO estrujar con sal, así se le quita su poder curativo y alimenticio simplemente chorrearle agua, tampoco cocinarlo mucho, pierde su valor.




                                                                 .presupuesto diseño web

1 comentario:

  1. me gusta muy bueno el material gracias por compartirlo

    ResponderEliminar